Cambio climático: la amenaza de extinción que enfrentan diversas especies de árboles 

Cambio climático: la amenaza de extinción que enfrentan diversas especies de árboles 

Cada día que transcurre, los efectos del cambio climático sobre la flora y fauna de nuestro planeta se hacen más visibles y más graves. Diversos estudios e informes reportan que grandes superficies boscosas se encuentran bajo seria amenaza de desaparición dentro de los próximos años si no se emprenden las acciones necesarias de conservación y protección lo más pronto posible.

Riesgo para bosques urbanos

Uno de los llamados de atención más serios lo hallamos en el artículo “Climate change increases global risk to urban forests“, publicado recientemente en la revista Nature Climate Change, donde se advierte sobre la amenaza que se cierne sobre los bosques urbanos. El artículo estima que entre 56% y 65% de especies en 164 ciudades de 78 países enfrentan situaciones climatológicas anormales, como sequías severas o precipitaciones excesivas, dentro de las regiones geográficas en que se encuentran.

Para el año 2050, entre el 70% y el 76% de las especies de árboles enfrentarán un riesgo muy serio frente a los cambios previstos tanto en la temperatura media anual como en la precipitación media anual. Dicho riesgo será más elevado en aquellas ciudades ubicadas en latitudes bajas, como Singapur y Nueva Delhi.

Árboles silvestres, en peligro de extinción 

Otra advertencia que no puede ser ignorada proviene del reporte Estado de los árboles en el mundo, publicado por la organización británica Botanic Gardens Conservation International (BGCI), donde se estima que entre un tercio y la mitad de las especies de árboles en estado silvestre enfrentan un alto riesgo de extinguirse, desde magnolias o robles hasta árboles tropicales.

Si nuestro planeta pierde su vasta diversidad de especies arbóreas, la vida en el mismo simplemente no podrá seguir siendo saludable. Todas y cada una de las especies de árboles existen desempeñan un rol único en la ecología, el cual no puede ser sustituido ni alterado. Alrededor de 142 especies ya se han extinto, y otras 442 están bajo amenaza de correr con la misma suerte.

¿Qué hacer al respecto?

Afortunadamente, no todo está perdido aún. Las acciones de conservación y protección que pueden –y deben– emprenderse son muy variadas. Diversos expertos proponen planes que incluyen preservar los bosques existentes mediante la ampliación de las áreas naturales protegidas, mantener a las especies amenazadas en jardines botánicos o bancos de semillas, en espera del momento adecuado para reincorporarlas a la naturaleza.

Asimismo, también es necesario implementar programas de educación idóneos que permitan conocer las diferentes especies de árboles y su hábitat natural para que los programas de reforestación se realicen de la manera correcta y con el debido rigor científico.

Contacto conmigo en Facebook 

Te puede interesar: